MAXIM 10/2006

Ursula Vargues, en la tapa de MAXIM de Octubre.

 Ximena Capristo

PAPARAZZI 28/10/2006

Ximena Capristo IGUAL a a ex de Palermo, Jaqueline Dutra, o no?

 “Soy popular y me siento muy cerca de doña Rosa”

La vedette protagonizó el blooper del año en Bailando por un sueño 3, cuando en plena salsa se le escapó una lola al aire. Pero la Negra, ciento por ciento actitud, continuó su performance con profesionalismo. Sensatez y sentimientos de una chica de barrio que hoy brilla en la tele, pero asegura que no se la cree.

“Yo le pongo sazón… son, son, le pongo sazón”, entona la letra de la pegadiza canción caribeña. Pero dado lo que se vio en la gala del último lunes, en Bailando por un sueño 3, el megaconcurso de ShowMatch, hay una concursante que le puso no sólo sazón y ritmo a su salsa, sino también… ¡mucha actitud!

Porque Ximena Capristo fue la protagonista de un blooper inolvidable cuando, en plena performance, se le escapó –literalmente– una lola de su ajustado top. Y ella siguió nomás. Hasta que Marcelo Tinelli, más tímido que nunca, interrumpió la coreo. Pero no hubo caso. Con la música otra vez en el aire, nuevamente la lola “indomable” de la morocha volvió a salirse. Y la Negra más sexy de Bailando 3 siguió su coreografía, inmutable, hasta el final… Y al final, claro, ¡hubo aplausos!

Merecidos, por cierto. “A mí me enseñaron que el show siempre debe continuar, pase lo que pase. Lo aprendí en mis cinco temporadas de teatro. Por eso yo no quise cortar, aunque Marcelo entró con su saco para taparme y cuidarme”.

–¿Te sentís consentida por el jurado?
–No, pero creo que el jurado vio en mí algo muy importante… Sinceramente, me parecía una falta de respeto cortar y decir “esperen, tengo un problema”.

–Puro profesionalismo…
–Es que una gana experiencia en el teatro, y esas cosas se saben.

–¿El blooper jugó a tu favor?
–Puede ser… en un punto, pero yo hubiera preferido que no pasara. Estaba en juego que nos aplacen. Mi compañero, Guido, es muy tímido y se puso re nervioso. Y yo estaba muy incómoda, no sólo por la lola, sino porque también me olvidé la coreografía. Sentí toda la impotencia de que el trabajo se pudiera ir al tacho de basura.

–¿Sos la vedette más humilde?
–No sé, pero siento que cualquiera se puede identificar conmigo. Me siento muy cerca de doña Rosa. Aparte, me tomo todo el tiempo del mundo para estar con la gente. Muchas veces, cuando viajo al interior, me dicen “gracias por sacarte fotos y charlar con nosotros”. Hay muchas que van, hacen el desfile, y salen corriendo porque no quieren ver a nadie.

–¿La gente te apoya?
–Mirá, yo voy al supermercado y doña Rosa me saluda, se queda charlando. ¡Y por ahí tardo cinco horas en el súper! Pero lo hago de corazón, y no para quedar bien con alguien. Para mí es un orgullo que la gente me reconozca, y no me la creo. Soy así, popular.

–¿Una chica de barrio?
–Sí, y eso está bueno. La gente me quiere porque no soy inalcanzable. No soy creída.

–¿El divismo no va con vos?
–No, para nada. Estoy en contra de las chicas que se piensan que son las número uno. Con esa soberbia no se llega a ningún lado… Divas hay tres, Susana, Moria y Mirtha. Nadie más.

–¿Y Luciana Salazar?
–Olvidate, nadie más. Pero no quiero hablar mal. Que cada una de las chicas piense lo que quiera.

–¿En Bailando hay una competencia de egos?
–Sí, puede ser. Pero yo llego a mi camarín, con Marcela Acuña y Evangelina, la chica de las papeleras, y hay la mejor onda. Hablamos de todo… ¡menos del resto de los concursantes!

–¿Cómo es el vínculo con Marcelo Tinelli?
–Lo que se ve. Fuera del concurso no nos cruzamos. Están divididas las jerarquías, y me parece bien. El es el conductor, y yo soy una participante más. No voy de invitada a lo de Marcelo…

–¿Te imaginás en la final?
–Ojalá, yo quiero llegar lejos. Para los ritmos que se vienen nos estamos preparando con todo. Y vamos por el diez…

–Más allá del sueño de Guido, ¿cuál es tu desafío personal en Bailando 3?
–Me acuerdo que mi vieja me llevaba a los corsos de Avenida de Mayo, y me disfrazaba de bailarina. Un poco siento que le estoy devolviendo a ella todo lo que ella hizo por mí. Empecé a laburar a los 15, no tuve nada servido. Todo me costó mucho mucho, mucho. Yo no nací en cuna de oro…

LUCIANA SALAZAR
“Todo el mundo creía que era sólo unas lindas tetas y una linda cola, pero sorprendió. Se está luciendo. Hay que ver qué pasa cuando lleguen los ritmos que requieran más técnica”.

TIGRESA ACUÑA
“Una divina total. La diferencia con otras boxeadoras es que Marcela es muy mujer, re femenina, y con todas las ganas de aprender a bailar. Es perfeccionista y la gente la apoya”.

EVANGELINA CARROZZO
“No la conozco mucho, pero me parece una mina sincera. Hablamos de la vida cotidiana, nos reímos bastante. Bailando se nota que lleva el carnaval en la sangre. Es sexy y mueve bien las caderas”.

JULIETA PRANDI
“Es preciosa y muestra ganas. Tenemos muy buena relación y la siento a la par mía: ninguna de las dos somos bailarinas, pero ponemos lo mejor. Lo mismo me pasa con María Vázquez”.

Consejo: Ximenita, Volvete a operar las tetas porque te quedaron las famosas tetas “chorreadas” Que desilusión!!!

GENTE 17/10/2006


Luciana Salazar, Julieta Prandi y Eliana Guercio

Ximena Capristo y Karina OLGA Jelinek

Ginette Reynal y Laura Fidalgo

María Vazques, Evangelina Carrozzo y Carla Conte

Ursula Vargues

PAPARAZZI 25/08/2006

Victoria Vanucci, Mariana de Melo, Jésica Cirio y de nuevo Victoria Vanucci sola


Wanda Nara y Eliana Guercio

Evangelina Anderson y Belen Francese


Luciana Salazar, Ximena Capristo y Karina Jelinek

Nazarena Velez y Alejandra Martínez


Celina Rucci

Belen Francese, Eliana Guercio y Karina “OLGA” Jelinek

Paparazzi 07/07/2006



Paparazzi Online Ximena Capristo – Parte IV y V